Archivos mensuales: febrero 2011

Extracto del nuevo libro “Siempre”

Ignacio Elguero, nos ofrece un extracto de su nuevo libro "Siempre" , publicado por Hiperión.

  

Critica del libro en ABC Cultural.

 

 

MAREA ALTA

He llegado hasta aquí, ya estoy contigo.
Desde esta posición
miro el mar que me acuna.
He metido un retel
entre las olas. Ves,
estos  peces que atrapo, amor,
son cuanto tengo.
Sus escamas azules
se volverán doradas con las horas.

No me queda otra cosa que ofrecerte
en este atardecer de lumbre y plata.
Estoy de pie, contigo, junto a ti.
Tú alargas la sonrisa en cada pausa.
No sé por qué esta luz
del día me perturba  
si es claridad total,
y es sueño, y es lenguaje.

Ahora miras el cielo
girando la cabeza muy despacio.
De pronto me parece
que una estrella se agita

CICATRIZ

Tiene la cicatriz
siempre una historia.
Una forma, un grosor,
una oración, un drama.
Es un humo interior
amargo, seco;
como si no acabase
de quemarse del todo.

Somos un mapa extenso
de negras cicatrices,
de cicatrices blancas,
heredadas, cosechadas, apátridas.
De niña tú llevaste
mis dedos a tu frente
para que acariciara
la marca del columpio sobre el ojo.

Luego miré mi ombligo
como quien busca un padre,
una madre, un hermano.

He elevado una cruz.
La he levantado a lo alto
para ver si su sombra cicatriza
o se ulcera o supura.

Luego viniste tú,
o tú, quién sabe quién
para ser golpe, estigma,
tentación, abandono.

Para dejar la brecha
abierta, gangrenada.

Fue tardío saber
que todo cura.
Saber que ya tu madre
no acude con tu llanto.
Que el nombre que escribiste
en la corteza roja de aquel árbol
nunca tuvo de ti la misma idea.

SIEMPRE

He cogido su mano.
Qué extraña sensación
cuando la aprieto.
Tengo su mano fría entrelazada.
Sé que la despedida está más cerca
pues el tacto es más seco, más duro, más terrible.
Siempre tendré su mano
muriendo entre las mías.

He cogido otra mano con los años.
Un dedo, dos. Luego toda la mano.
Su frío es otro frío,
su tacto es otro, es nuevo.
Hay un paso tan sólo hasta su boca.
Me quedo con su tacto como con un perfume.
Este frío es distinto. Es un calor oculto
aún inmaduro. Verde.
Un calor que boquea, que germina.

Es otoño esta tarde.
Es la primera tarde del otoño.
Cojo sus   manos blancas como plata
con los dedos  delgados como espigas.
Su mano con mi mano
abre un mundo sin sombras,
un recorrido nuevo,  un lugar apartado.
Se ha acelerado el ritmo de mi pulso,
es el tramo final, resolutivo.

Tienen las manos  siempre
la humedad de la espera,
la misma que los labios al juntarse
decididos, abiertos, entregados.

EL CUARTO A OSCURAS

Se ha apagado la luz: el cuarto a oscuras.
Sólo escucho un zumbido.
Soy yo, nace de mí.
Si buscase mi imagen
qué obtendría, qué doble,
qué rostro, qué presencia.
No hay lógica ni cálculo
más allá de los límites.
Es todo figurado
y estructura difusa su sistema.
El hecho de estar solo
me entristece, me merma, me limita.

Si encendiese la luz
¿acaso el pensamiento variaría?
En este cuarto a oscuras
la noche da más miedo;
es todo más confuso
sin las formas abiertas
en este espejo  negro de colores,
ausente todo aquello
que le otorga sentido a cada cosa.

Se ha apagado la luz. El cuarto a oscuras.
¿Hay luz más allá, fuera?

Extracto de Los años como colores

ESTIGMA

Cuando sea mayor
quiero llevar las medias caídas
como las pensionistas, como
cuando voy al colegio de marrón
-esperanza vuestra-
y vuelvo a vosotros estos mis ojos.


Cuando sea mayor os daré
lo mejor que haya en mí;
os daré mis vértices, mis aristas,
todo lo limable.
Y os daré mi custodia
-me cuidaré con esmera hasta que crezca-

Cuando sea mayor me llamarán Señora,
cuando crezca
quiero que me regaléis
un bonito vestido de seda,
que me firméis en él
como cuando me rompí el brazo
en la escayola.

Cuando sea mayor
subiré la montaña,
formaré parte de ella;
mi volumen será su forma, mi voluntad
la difícil manera de alcanzarla.

Extracto de Cromos

FRAGANCIAS

No me regaléis ramos de flores,
máscaras de eternidad
que ya están muertas.
No quiero ese cadáver
en mi casa, en mi jarrón;
un instante alargado de su vida
convertido en desguace.


-Échale una aspirina,
duran más- (me dicen)

Me dais un muerto de colores,
un muerto con cara de vivo alegre,
un dios que no respira, no avanza;
tan sólo absorbe el salicílico
por los poros del tallo.

No me regaléis flores en vida,
dejadlas para el tanatorio,
como cuando muere alguien
y le invitáis a rosas, claveles,
crisantemos.
No me deis más muertos,
no me regaléis ramos de flores.

Extracto De El dormitorio ajeno

DUDAS

¿A qué sabe el amor, luz derramada
por los pechos del aire?, ¿qué volumen,
qué forma tiene, dónde, en quién habita?
¿Cómo es su voz secreta,
el eco de su vuelo,
la espera, su humo blanco?


Soledad, abandono,
crepúsculo castigo:
¿qué olor deja al marcharse?

Hoguera en los abrazos, canción
del alma, ¿con qué música anuncia su llegada,
en qué estanque dibuja su reflejo,
por qué cielo se filtra,
qué lenguaje conjuga su presencia?
Eternida o instante,
¿a qué sabe el amor, luz derramada?

Mas información

Extracto de Materia

Observo frente a mí
un cuerpo hermoso.
Y digo hermoso
porque es presencia, es dulce,
es un árbol, un fruto;
y dobla el horizonte,
el límite, el contorno.

Sobre el cuerpo desnudo
canta un pájaro.
El viento, levemente

agita los cabellos de la esfinge.
A lo lejos, la lluvia
humedece la tarde.

Observo el movimiento
de ese cuerpo, sus pasos,

la geometría de sus formas.
Intuyo la invisible
fuerza desarrollada en cada paso,
bebo el vocabulario de la escena.
Parece que la vida fuera eso:

la belleza como expresión armónica.

Avanza lento el cuerpo
desnudo entre la hierba.
Una ortiga silvestre irrita

la piel junto al tobillo.
Con un leve rumor
gira su rostro el cuerpo hacia la lumbre.

Mas Información

Los padres de chencho

 

Los padres de Chencho retrata a una generación de padres y madres que no lo tuvieron fácil, y que lo dieron todo porque sus hijos no pasaran por algunas de las situaciones que les tocó sufrir. Que vivieron una difícil posguerra y crecieron bajo una dura educación y disciplina, propia del régimen dictatorial en el que maduraron. Padres que sacaron, cada uno como pudo, su vida y la de los suyos hacia adelante. Que no siempre pudieron estudiar, y vieron como los valores en los que ellos se habían educado se transformaban a ritmo de libertad, algo que ellos no habían conocido.

Se adaptaron a los cambios que iban llegando y evitaron el desencuentro con los hijos. Ahora son los jubilados de una sociedad distinta, los abuelos de las nuevas generaciones.

Son los padres y madres – la mayoría de ellos- de la llamada generación del “baby-boom”: los nacidos, aproximadamente, entre finales de los 50 y primeros 70.

Fueron niños e hijos de la guerra civil española y de sus consecuencias; víctimas o producto del régimen dictatorial . Nacieron entre finales de los años 20 y la llegada de la década de los cuarenta. Jubilados y abuelos de hoy , estos padres , testigos de una parte importante de nuestra historia , son la primera línea de la vida y de la muerte, una generación de la que somos dignos herederos, la generación de nuestros padres.

Los padres de Chencho pretende ser un homenaje a todos ellos, conociéndoles más a través de sus historias personales, tan comunes para muchos; y así nos lo han contado, de la mano del escritor y periodista Ignacio Elguero, algunos de sus miembros como Nicolás Redondo, Fernando Guillén, José Antonio Labordeta, Lola Herrera, Antonio Mercero, Fernando Sánchez Dragó, Amancio Amaro, etc.

 

Precio: 26€ Editorial: La Esfera de los Libros
Páginas: 432 ISBN 8497344553

Comprar en la web

Los niños de los chiripitiflaúticos

 

Más de siete millones de niños nacieron en España en los años sesenta, la década con mayor índice de natalidad del siglo XX.

Entre 1960 y 1969, nacieron en España siete millones doscientos setenta y cinco mil, setecientos diez y nueve niños/as. La década con mayor número de nacimientos de todo el siglo, siendo el año central de 1964, el más fecundo del milenio. Se ponía en marcha una generación que nació bajo el signo de la dictadura, pero que alcanzaría su mayoría de edad a los 18 años bajo una Monarquía Constitucional. Niños y adolescentes de la Transición política, espectadores del cambio en el que no puediron participar más que como curiosos observadores de una España empapelada de carteles. Niños de Locomotoro , que nacieron con la tele entrando en los salones, y pasaron del blanco y negro hacia el color al ritmo de la vida. Felices destinatarios del boom juguetero, y jóvenes que cierran los guateques para comenzar a llenar las discotecas, alargar la noche hasta altas horas, y convertir España en centro musical y de movida. Una generación que toma la universidad por oleadas masivas, a niveles iguales de hombres y mujeres; y aborda las relaciones sexuales y de parejas en igualdad, sin complejos ni recelos. Poco activa políticamente, pero no por ello desideologizada. Taponada por los nacidos en los 50 y con el riesgo de ser saltada por los de los 70. Una generación que no ocupa cargos en las esferas de poder pero que espera poder hacerlo. Que ha retrasado la edad de irse de casa de los padres y tener hijos, y reducido el número de los mismos. Base social juvenil que sufrió el azote del paro y las crisis económicas más brutales, y el cambio hacia la precariedad laboral en los tipos de contrato. Que sufrió créditos abusivos para poder comprarse una vivienda, y en muchos casos aún no lo ha conseguido. Que se hizo masivamente objetora, y fue víctima de las drogas y el SIDA.

La generación de Los Cinco y Los Siete Secretos; los Madelaman y la Nancy, Pipi Calzaslargas y Los Payasos de la tele; de las chapas, las canicas y la goma; los Héroes de Marvel y el Supermortadelo; niños del SIMCA y SEAT 850, o 124, 1500, 127… Una generación de iconos pero sin banderas.

 

Precio: 14€ Editorial: La Esfera de los Libros
Páginas: 492 ISBN 8497341848

Comprar en la web

Inéditos, 11 poetas

 

Inéditos recoge a 11 jóvenes poetas que, en el momento de contactar con ellos e interesarme por su obra, no tienen aún libro editado

Este libro muestra once voces diferentes y que si algo tienen en común es su pertenencia al que considero que va a ser el siglo de las individualidades.

 

Precio: 11,50€ Editorial: Huerga y Fierro
Páginas: 183 ISBN 84-8374-305-1

Comprar en la web

Periféricos. 15 poetas

 

Periféricos recoge 15 poetas jóvenes del panorama poético español contemporáneo.

La periferia, bien sea temática, estética, geográfica; por ausencia de obra publicada, por estar recogida en pequeñas editoriales o sencillamente como actitud, es el único nexo común de los autores aquí rexogidos. En definitiva, poetas por conocer.

Se trata de autores que ocupan un espacio circundante de grupos, corrientes o núcleos capitalizadores de la atención que se presta a la poesía joven en nuestro país.

 

Precio: 16€ Editorial: Universidad Popular José Hierro
Páginas: 259 ISBN 84-95710-22-6

Comprar en la web